jueves, 30 de diciembre de 2010

Qué depara 2011

Por: Por Luis Bilbao
Fecha de publicación: 26/11/10
Suramérica culmina la década como quien completa la primera jornada de ascenso al Aconcagua; o al Chimborazo: todo el ímpetu, alguna magulladura, la mirada en lo alto y la sangre latiendo fuerte por la empresa grandiosa.
A la inversa, Estados Unidos va camino abajo, herido de muerte en su corazón económico. No está mal hallado el título de la reunión conspirativa realizada el 17 de noviembre en Washington, en la sede del Congreso: “Peligro en los Andes” . Sí. Hay peligro allí para ellos. Es el lugar donde sufrirá su última derrota el imperialismo estadounidense, como 186 años atrás le ocurrió al imperio español en Ayacucho. Ya lo adelantaron hace medio siglo los revolucionarios cubanos, acompañados por iguales en todo el continente, al señalar la cordillera como “la Sierra Maestra de América Latina”. No está mal pensado el título de ese cónclave, ni el lugar donde se llevó a cabo. Es bueno saber a qué atenerse y que cada quien muestre su rostro: el Capitolio como antro de terroristas, estafadores, diputados ignorantes sin representación, oscuros escribas del amo asustado.
¿Cómo harán los demócratas sinceros del hemisferio para justificar semejante aquelarre? Por lo pronto, no hablan del asunto. Pero debieran hacerlo. Porque el derrumbe conceptual, moral y político de la democracia capitalista puede arrastrar la idea misma de democracia, como muestra el espacio ganado por los nazis contemporáneos del Tea Party.
En sustancia, eso es lo que depara 2011: un inmenso desafío ideológico, político y, eventualmente, si no se actúa con inteligencia y celeridad, militar. Incapacitado de remontar la crisis que carcome su estructura, el capitalismo se lanza por el camino de la derechización y la violencia. Ése es el significado del pedido de Barack Obama para aumentar en 522 mil millones de dólares el presupuesto militar de Estados Unidos. En 2011 el gasto militar será de unos 708 mil millones de dólares; el más alto de la historia. La provocación en Corea, las bases en Colombia, el despliegue en Costa Rica, están allí para señalar el destino de esos fondos. Al mismo tiempo se congelan por tres años los gastos en programas de educación, nutrición, energía y transporte.

Incendio

Europa no está mejor. Por estas horas tambalea España, detrás de Irlanda y Portugal, los últimos dos focos del incendio financiero. Del estancamiento la UE pasa nuevamente a la recesión, y esfuma las expectativas de recuperación en Estados Unidos. Importa sobre todo que los recursos empleados para postergar una vez más la cadena de quiebras bancarias, el colapso del euro y la desarticulación de la UE, operan como combustible sobre el incipiente incendio social en el viejo continente. Allí también se gesta una crisis política de magnitud.
Será interesante escuchar al último Borbón en la cumbre Iberoamericana que tendrá lugar en Mar del Plata (sí, allí donde en 2005 fue enterrado el Alca) apenas esta edición salga de imprenta. En ese cónclave los políticos socialdemócratas de América Latina no tendrán ya la posibilidad de volver a esgrimir a Irlanda y España como modelo de éxito. Si Madrid y Lisboa no hablan del futuro y un número de admiradores de sus antiguas propuestas en estas latitudes deciden callar ¿de qué habrá servido esta enésima cumbre? ¿Acaso puede esperarse mejor resultado que el fiasco del G-20 en Seúl?
No. Su utilidad será ratificar la necesidad de concentrarse en Unasur, rescatar Mercosur, extender y fortalecer el Alba. El Norte no tiene nada positivo para proponerle al Sur. Y este hemisferio habrá de tomar debida cuenta de la realidad económica mundial, desechando el espejismo de una sustentabilidad estratégica basada en altos precios de materias primas. Entre otras muchas razones, porque una parte sustancial de esos aumentos expresa otra fuga irracional del sistema acorralado: imposibilitados de refugiarse en monedas confiables, exprimida la posibilidad de correr al oro, inmensas masas de capital excedente buscan resguardo comprando materias primas a futuro, a precios tan demenciales como la lógica que les da existencia. Esa burbuja también explotará.
Se trata de la crisis estructural de un sistema agónico. Buscar caminos intermedios lleva a ninguna parte. Vacío ideológico, vacilación política, llevan al abismo.
Gobierno y Congreso estadounidenses, asumidos como derecha reaccionaria, entienden que el “Peligro en los Andes” es el socialismo, enarbolado ya como bandera por los gobiernos del Alba y una franja creciente de los pueblos del hemisferio. Vale escuchar la respuesta de Hugo Chávez: “¿a partir de enero habrá en Estados Unidos un Congreso de extrema derecha? Bueno, el Parlamento venezolano a partir del 5 de enero debe ser de extrema izquierda (...) necesitamos un gobierno mucho más radicalmente a la izquierda, una fuerza armada mucho más radicalmente revolucionaria, junto al pueblo (...) No debe haber cabida en nuestras filas civiles, militares, para las medias tintas. ¡No. Una sola línea: radicalizar la revolución!”.
Evo Morales no fue menos contundente : “estoy convencido: de la rebelión a la revolución; de la revolución a la descolonización”.
Este debate de ideas, este combate político, depara 2011. Precisar conceptos, afirmar estrategias, fortalecer organizaciones, frente a un enemigo poderoso, cruel, pero debilitado y obligado a enfrentar a la humanidad. El Ande está allí.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

La Disolución de la Orden de la Estrella

La Orden de la Estrella se fundó en 1911 para proclamar la venida del Maestro Krishnamurti. El 2 de agosto de 1929, el día de la apertura del Campamento anual de la Estrella en Ommen, Holanda, Krishnamurti disolvió la Orden ante 3000 miembros. Lo que él dijo entonces es igualmente válido hoy.

Vamos a discutir esta mañana la disolución de la Orden de la Estrella. Se alegrarán muchas personas, y otros estarán bastante tristes. No es una cuestión para regocijarse ni para entristecer, porque es inevitable, como voy a explicar.

Ustedes recordarán la historia de cómo el diablo y un amigo suyo estaban caminando calle abajo, cuando vieron delante de ellos un hombre inclinarse y recoger algo de la tierra, mirarlo, y guardarlo en su bolsillo. Dijo el amigo al diablo: "¿Qué recogió ese hombre?". "Él recogió un pedazo de Verdad", dijo el diablo. "Ése es un mal negocio para usted, entonces", dijo su amigo. "Oh, para nada," contestó el diablo, "yo voy a permitirle organizarlo."

Yo mantengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y ustedes no pueden acercársele en absoluto por ningún camino, por ninguna religión, por ninguna secta. Ése es mi punto de vista, y adhiero a él absolutamente e incondicionalmente. La Verdad, siendo ilimitada, incondicionada, inaccesible por cualquier camino en absoluto, no puede organizarse; ni se debe formar una organización para conducir o para forzar a la gente a lo largo de cualquier camino determinado. Si ustedes entienden primero esto, entonces verán cómo es imposible ordenar una creencia. Una creencia es puramente una cuestión individual, y usted no puede y no debe organizarla. Si usted lo hace, se transforma en muerta, cristalizada; se convierte en un credo, una secta, una religión, para ser impuesta a otras. Esto es lo que todos a lo largo del mundo estamos intentando hacer. La verdad se limita y se hace un juguete para aquellos que son débiles, para aquellos que sólo están disgustados momentáneamente. La verdad no se puede limitar, más bien el individuo debe hacer el esfuerzo de ascender a ella. Usted no puede traer la cima de la montaña al valle. Si usted quiere alcanzar la cima de la montaña, debe pasar a través del valle, subir por sus laderas, sin miedo a los precipicios peligrosos. Usted debe subir hacia la verdad, no puede "ser traída abajo" o ser ordenada para usted. El interés en ideas es sostenido principalmente por organizaciones, pero las organizaciones despiertan solamente interés desde afuera. El interés, que no nació por amor a la Verdad en sí misma, sino que fue despertado por una organización, no tiene ningún valor. La organización se convierte en un armazón en el cual sus miembros pueden encajar convenientemente. Ellos ya no se esfuerzan por alcanzar la Verdad o la cima de la montaña, sino que tallan para ellos mismos un nicho conveniente donde guardarse, o permiten que la organización los guarde, y consideran que la organización los llevará por eso a la Verdad.

Esa es la primer razón, desde mi punto de vista, de por qué debe disolverse la Orden de la Estrella. A pesar de esto, ustedes formarán otras Órdenes probablemente, continuarán perteneciendo a otras organizaciones que buscan la Verdad. Yo no quiero pertenecer a ninguna organización de tipo espiritual, por favor entienda esto. Yo haría uso de una organización que me llevara a Londres, por ejemplo; éste es un tipo diferente de organización, meramente mecánico, como el poste o el telégrafo. Utilizaría un automóvil de motor o un buque de vapor para viajar, éstos son sólo mecanismos físicos que no tienen nada que ver con espiritualidad. De nuevo, yo mantengo que ninguna organización puede llevar al hombre a la espiritualidad.

Si una organización es creada para este propósito, se vuelve una muleta, una debilidad, una esclavitud, y deja inválido al individuo, y le impide crecer, establecer su singularidad, miente en el descubrimiento por sí mismo de lo absoluto, de la verdad incondicionada. Esta es otra razón por la que he decidido, siendo la cabeza de la Orden, disolverla. Nadie me ha persuadido a esta decisión.

Éste no es ningún hecho extraordinario, porque yo no quiero seguidores, y quiero explicar esto. En el momento en que usted sigue a alguien, usted deja de seguir a la Verdad. Yo no estoy interesado si usted presta atención a lo que digo o no. Quiero hacer algo en el mundo y voy a hacerlo con concentración firme. Me estoy refiriendo solamente a una cosa esencial: liberar al hombre. Yo deseo librarlo de todas las jaulas, de todos los miedos; y no fundar religiones, nuevas sectas, ni establecer nuevas teorías ni nuevas filosofías. Entonces usted me preguntará naturalmente por qué viajo por el mundo y hablo continuamente. Le diré por qué razón hago esto: no porque desee a un partidario, no porque desee un grupo de discípulos especiales. (¡Cómo aman los hombres ser diferente de sus compañeros, sin embargo cuán ridículas, absurdas y triviales pueden ser sus distinciones! Yo no quiero animar esa absurdidad.) No tengo ningún discípulo, ningún apóstol, ni en la tierra ni en el reino de la espiritualidad.

Ni el señuelo de dinero, ni el deseo de vivir una vida cómoda me atrae. ¡Si yo quisiera llevar una vida cómoda no vendría a un Campamento o viviría en un país húmedo! Estoy hablando francamente porque quiero dejar esto claro de una vez por todas. No quiero discusiones infantiles año tras año.

Un reportero que me entrevistó consideró un acto magnífico disolver una organización en que había miles y miles de miembros. Para él era un gran acto porque, dijo: "¿Qué hará usted después, cómo vivirá usted? No tendrá ningún partidario, las personas ya no lo escucharán." Si hay sólo cinco personas que escucharán, que vivirán, que vuelvan sus caras hacia la eternidad, será suficiente. ¿De qué sirve tener miles que no entienden, que estén totalmente llenos de prejuicios, que no quieren lo nuevo, pero traducirían más bien lo nuevo para satisfacer sus propios egos estériles, estancados? Si yo hablo fuertemente, por favor no me entiendan mal, no es por falta de compasión. ¿Si usted va a un cirujano por una operación, no es bondadoso de su parte operar aun cuando él le cause dolor? Así pues, de modo semejante, si hablo rectamente, no es por carecer de verdadero amor.

Como he dicho, tengo solamente un propósito: hacer al hombre libre, para impulsarlo hacia la libertad, ayudarle a romper todas las limitaciones, porque solo ello le dará felicidad eterna, lo dará la realización incondicional de sí mismo.

Porque soy libre, no condicionado, entero -no una parte, no relativo, sino la Verdad entera que es eterna- deseo a aquellos que buscan entenderme, para ser libres; no seguirme, no hacer de mí una jaula que se volverá una religión, una secta. Más bien deben ser libres de todo miedo, del miedo a la religión, del miedo a la salvación, del miedo a la espiritualidad, del miedo al amor, del miedo a la muerte, del miedo a la vida misma. Como un artista que pinta un cuadro porque siente deleite en esa pintura, porque es su auto expresión, su gloria, su bienestar, así es que yo hago esto y no porque deseo cualquier cosa de cualquier persona.

Ustedes están acostumbrados a la autoridad, o a la atmósfera de autoridad que piensan los llevará a la espiritualidad. Ustedes piensan y esperan que otro pueda, por su extraordinario poder -un milagro- transportarlos a este reino de libertad eterna que es la Felicidad. Su perspectiva entera de vida está basada en esa autoridad.

Ustedes me han escuchado durante tres años, sin ninguna transformación, excepto en unos pocos. Ahora analicen lo que estoy diciendo, sean críticos, para que puedan entender completamente, fundamentalmente. Cuando usted busca una autoridad para llevarlo a la espiritualidad, usted está automáticamente obligado a construir una organización alrededor de esa autoridad. Por la misma creación de esa organización que, usted piensa, ayudará a esta autoridad a llevarlo a la espiritualidad, usted se aprisiona en una jaula.

Si hablo francamente, por favor recuerden que lo hago no por aspereza, no por crueldad, ni por falta de entusiasmo en mi propósito, sino porque quiero que entiendan lo que estoy diciendo. Ésa es la razón de por que ustedes están aquí, y sería una pérdida de tiempo si yo no explicara claramente, decididamente, mi punto de vista.

Durante dieciocho años se han estado preparando para este evento, para la Venida del Maestro del mundo. ¡Durante dieciocho años ustedes han organizado, han buscado a alguien que les daría un nuevo deleite a sus corazones y mentes, que transformaría su vida entera, que les daría una nueva comprensión; a alguien que les educaría a un nuevo plano de la vida, que les daría un nuevo estímulo, que los haría libre; y ahora miren lo que está pasando! Consideren, razonen por ustedes mismo, y descubran de qué manera la creencia no los ha hecho diferentes, con la diferencia superficial de llevar una insignia que es trivial, absurda. ¿De qué manera ha barrido esta creencia todas las cosas no esenciales de la vida? Ésa es la única manera de juzgar: ¿de qué manera está usted más libre, más pleno, más peligroso para cada sociedad que esté basa da en lo falso y lo no esencial? ¿De qué manera los miembros de esta organización de la Estrella se vuelven diferentes?

Como he dicho, ustedes se ha estado preparando durante dieciocho años para mí. A mí no me interesa si creen que yo soy el maestro del mundo o no. Eso es de importancia muy pequeña. Puesto que ustedes pertenecen a la organización del Orden de la Estrella, ustedes han dado su simpatía, su energía, reconociendo que Krishnamurti es el maestro, parcialmente o totalmente: totalmente para aquellos que realmente están buscando, sólo parcialmente para aquellos que están satisfecho con sus propias medio-verdades.

Ustedes se han estado preparando durante dieciocho años, y miren cuántas dificultades hay en su manera de comprensión, cuántas complicaciones, cuántas cosas triviales. Sus prejuicios, sus miedos, sus autoridades, sus iglesias nuevas y viejas; todo esto, yo mantengo, es una barrera para entender. No puedo explicarme más claramente. Yo no quiero que usted esté de acuerdo conmigo, no quiero que me siga, yo quiero que usted entienda lo que estoy diciendo.

Esta comprensión es necesaria porque su creencia no lo ha transformado, sólo lo ha complicado, y porque usted no está dispuesto a hacer frente a las cosas tal cual son. Usted quiere tener su propio dios, nuevos dioses en lugar de las religiones viejas, nuevas formas en lugar de las viejas, nuevo en lugar de lo viejo, todo igualmente sin valor, todas las barreras, todas las limitaciones, todas las muletas. En lugar de las distinciones espirituales viejas usted tiene nuevas distinciones espirituales, en lugar de los cultos viejos usted tiene nuevos cultos. Ustedes están dependiendo para su espiritualidad de alguien más, para su felicidad de algún otro, para su esclarecimiento de algún otro; y aunque ustedes han estado preparándose para mí durante dieciocho años, cuando digo que todas estas cosas son innecesarias, cuando digo que deben poner todo lejos y mirar dentro de ustedes mismos para el esclarecimiento, para la gloria, para la purificación, y para la incorruptibilidad del uno mismo, ninguno de ustedes está deseoso de hacerlo. Puede haber unos, pero muy, muy pocos.

¿Entonces por qué tener una organización?

¿Por qué tener personas falsas, hipócritas, que me siguen como la encarnación de la Verdad? Por favor recuerden que no estoy diciendo algo áspero o duro, pero nosotros hemos alcanzado una situación cuando ustedes deben enfrentar las cosas tal cual son. Dije el año pasado que no me comprometería. Muy pocos me escucharon entonces. Este año la he hecho absolutamente claro. Yo no sé cuántos miles de miembros a lo largo del mundo se han estado preparando para mí durante dieciocho años, pero ellos no están dispuestos ahora a escuchar, incondicional, enteramente, a lo que digo.

¿Entonces por qué tener una organización?

Cuando dije antes, que mi propósito es hacer a los hombres incondicionalmente libres, porque mantengo que la única espiritualidad es la incorruptibilidad del sí mismo, que es eterno, que es la armonía entre la razón y amor. Esto es el absoluto, la Verdad no condicionada que es la Vida misma. Quiero por consiguiente hacer al hombre libre, dichoso como el pájaro en el cielo claro, aliviado, independiente, extasiado en esa libertad. Y yo, para quien usted se ha estado preparando durante dieciocho años, ahora digo que usted debe estar libre de todas estas cosas, libre de sus complicaciones, sus enredos. Para esto usted no necesita tener una organización basada en una creencia espiritual. ¿Por qué tener una organización para cinco o diez personas en el mundo que entienden, que están esforzándose, que han apartado todas las cosas triviales? Y para las personas débiles, no puede haber ninguna organización para ayudarlos a encontrar la Verdad, porque la Verdad está en todos; no está lejana, no está cercana; está eternamente allí.

Las organizaciones no pueden hacerlos libres. Ningún hombre puede hacerlos libres; ni lo puede la adoración ordenada, ni la inmolación de ustedes mismos para una causa; ni formándose una organización, ni lanzándose en trabajos, puede hacerlos libres. Usted usa una máquina de escribir para escribir cartas, pero usted no la pone en un altar y le rinde culto. Pero eso es lo que usted está haciendo cuando las organizaciones se convierten en su principal preocupación. "¿Cuántos miembros hay allí?" Ésa es la primer pregunta que me hacen todos los reporteros. "¿Cuántos seguidores tiene? Por su número nosotros juzgaremos si lo que usted dice es verdad o falso." Yo no sé cuántos hay. No me preocupo por eso. Como he dicho, si hay un solo hombre que fue libre, incluso eso es bastante.

Una vez más, usted tiene la idea que solamente cierta gente tiene la llave del reino de la felicidad. Nadie la tiene. Nadie tiene la autoridad para tener esa llave. Esa llave es su propio Ser, y en el desarrollo y la purificación y en la incorruptibilidad de ese Ser solo está el Reino de la Eternidad.

Entonces ustedes verán cuan absurda es la estructura que han construido, buscando ayuda externa, dependiendo de otros para su consuelo, para su felicidad, para su fuerza. Éstos sólo pueden encontrarse dentro de ustedes mismos.

¿Entonces por qué tener una organización?

Usted está acostumbrado a escuchar cómo ha adelantado, cual es su estado espiritual. ¡Qué infantil! ¿Quién sino usted mismo puede decirle si usted es hermoso o feo por dentro? ¿Quién sino usted mismo puede decirle si usted es incorruptible? Usted no es serio en estas cosas.

¿Entonces por qué tener una organización?

Pero aquellos que realmente desean entender, que están buscando encontrar aquello que es eterno, sin comienzo y sin un final, caminarán con una intensidad mayor, serán un peligro para todo lo que es no esencial, para lo irreal, para las sombras. Y ellos se concentrarán, ellos se volverán la llama, porque ellos entienden. Tal es el cuerpo que debemos crear, y ése es mi propósito. Debido a esa comprensión real habrá verdadera amistad. Debido a esa verdadera amistad -que ustedes no parecen conocer- habrá allí cooperación real por parte de cada uno. Y esto no debido a la autoridad, no debido a la salvación, no debido a la inmolación para una causa, sino porque usted entiende, y por lo tanto es capaz de vivir en lo eterno. Ésta es una cosa mayor que todo el placer, que todo el sacrificio.

Éstas son tan algunas de las razones por las que, después de la consideración cuidadosa por dos años, he tomado esta decisión. No es un impulso momentáneo. Ninguna persona me ha persuadido a ella. Me no persuaden en tales cosas. Por dos años he estado pensando en esto, lentamente, cuidadosamente, pacientemente, y ahora he decidido disolver la orden. Ustedes pueden formar otras organizaciones y esperar a algún otro. Por eso yo no me preocupo, ni en crear nuevas jaulas, ni nuevas decoraciones para esas jaulas. Mi única preocupación es hacer a los hombres absolutamente, incondicionalmente libres.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Bueno, tal vez el próximo año.

En 2006, La Fundación Carolina, cuya Presidencia de Honor ostenta S.M. El Rey de España, me becó para participar en el Curso para el Desarrollo de Proyectos Cinematográficos Iberoamericanos, lo que me permitió pasar dos meses entre la Residencia de Estudiantes y la Casa de América de Madrid, en compañía entrañable. Experiencia que agradezco por marcar un antes y un después en mi vida. Y es en base a este agradecimiento que me permito compartir un anhelo: Qué en un acto de suprema nobleza el Rey Juan Carlos abdique a favor de la República, lo que implicaría un salto inopinado en la historia humana que marcaría nuestra salida definitiva de la etapa vil de los patriarcas y lo entronizaría en la Orden de los Libertadores.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ni el buen escribir asocia a Vargas Llosa con García Márquez

JM. Rodríguez


El amigo y buen periodista Mundo Iribarren nos envió, a mi y todos los asociados a su red, la trascripción de los discursos, leídos por Vargas Llosa y García Márquez, cuando recibieron, este año y en el año 1982, respectivamente, el premio Nobel de Literatura. Nos decía Iribarren: la idea de este envío no es para proponerles una comparación que sería absolutamente absurda. Es para compartir con Uds. dos expresiones, en el mismo podio, de dos hijos de Nuestra América Latina.

Yo, sin embargo, creo que es inevitable compararlas, en su forma y contenido, pues, efectivamente, son dos expresiones totalmente diferentes que nos habla de dos maneras de ver el mundo, de juzgarlo y de desearlo, y la literatura no le pasa a esto por encima. No puede ser de otra manera, son las dos visiones que están enfrentadas a muerte (porque son irreconciliables): una es de las elites, de la exclusión, de la individualidad, la del quién más saliva tiene más harina come; la otra es la de la gran humanidad que ha echado a andar, la de la inclusión, la del nosotros, la del “a cada quién según su necesidad”.

Vamos a verlas comenzando por Mario Vargas Llosa, premio Nobel 2010, cuyo discurso contenía algo más de 30.000 caracteres, en 535 líneas, organizadas en 29 parágrafos a lo largo de 16 páginas. Son tres los aspectos que revisé, sin duda arbitrariamente.

1. De primero me pareció llamativo que se colocara él mismo como centro discursivo, cosa que queda reforzada con el uso de la primera persona del singular y todos los pronombres que esto implica, veamos.

Aprendí a leer...

Es la cosa más importante que me ha pasado en la vida…

enriqueció mi vida…

del pedacito de hombre que era yo…

me contó que las primeras cosas que escribí llenaron mi infancia de exaltación y de aventuras…

Me gustaría que mi madre celebraba mis versos…

Toda la vida he tenido a mi lado gente así, que me querían y alentaban…

Gracias a ellos y, sin duda, también, a mi terquedad y algo de suerte…
he podido dedicar buena parte de mi tiempo…

Es el Colegio Militar Leoncio Prado, donde aprendí…

con la que tuve la fortuna de casarme hace 45 años…

una realidad que viví y gocé en la gran casa familiar de tres patios…

El teatro fue mi primer amor…

El Perú es para mí una Arequipa donde nací pero nunca viví…

donde por primera vez vi subir al escenario una obrita escrita por mí…

donde cambié el pantalón corto por el largo, fumé mi primer cigarrillo, aprendí a bailar, a enamorar y a declararme a las chicas…

Flaubert me enseñó que el talento es una disciplina tenaz y una larga paciencia…

los animadores de mi vocación…

De todos los años que he vivido en suelo español…
2.- Luego me pareció posible deducir de los siguientes textos que su visión de la sociedad pretende ser neutra y, a todas luces, intemporal:

escribir es crear una vida paralela donde refugiarnos contra la adversidad, que vuelve natural lo extraordinario y extraordinario lo natural, disipa el caos, embellece lo feo, eterniza el instante y torna la muerte un espectáculo pasajero…

vale la pena vivir, aunque fuera sólo porque sin la vida no podríamos leer ni fantasear historias…

Algunas veces me pregunté si en países como el mío, con escasos lectores y tantos pobres, analfabetos e injusticias, donde la cultura era privilegio de tan pocos…

Creo que hice lo justo, pues, si para que la literatura florezca en una sociedad fuera requisito alcanzar primero la alta cultura, la libertad, la prosperidad y la justicia, ella no hubiera existido nunca…

la civilización es ahora menos cruel que cuando los contadores de cuentos comenzaron a humanizar la vida con sus fábulas…

Lo quieran o no, lo sepan o no, los fabuladores, al inventar historias, propagan la insatisfacción, mostrando que el mundo está mal hecho, que la vida de la fantasía es más rica que la de la rutina cotidiana…
La literatura crea una fraternidad dentro de la diversidad humana y eclipsa las fronteras que erigen entre hombres y mujeres la ignorancia, las ideologías, las religiones, los idiomas y la estupidez…

Esos maestros fueron un ejemplo de lucidez y gallardía cuando la intelligentsia de Occidente parecía, por frivolidad u oportunismo, haber sucumbido al hechizo del socialismo soviético, o, peor todavía, al aquelarre sanguinario de la revolución cultural china…

De niño soñaba con llegar algún día a París Y la verdad es que debo a Francia, a la cultura francesa, enseñanzas inolvidables…

Viví allí cuando Sartre y Camus…

Nunca me he sentido un extranjero en Europa…

No me parece que haberme convertido, sin proponérmelo, en un ciudadano del mundo…

Al Perú yo lo llevo en las entrañas porque en él nací, crecí, me formé…

y de los españoles que, con sus alforjas, espadas y caballos, trajeron al Perú a Grecia, Roma, la tradición judeo-cristiana, el Renacimiento, Cervantes, Quevedo y Góngora, y a la lengua recia de Castilla que los Andes dulcificaron...

Y de que con España llegara también el África con su reciedumbre, su música y su efervescente imaginación a enriquecer la heterogeneidad peruana…

Quiero a España tanto como al Perú y mi deuda con ella es tan grande como el agradecimiento que le tengo. Si no hubiera sido por España jamás hubiera llegado a esta tribuna…

Detesto toda forma de nacionalismo, ideología -o, más bien, religión-…

3. Por último concluí, con sus propias expresiones, que sus convicciones políticas, en este momentos de eufemística globalización, asume como deseable la eliminación de cualquier resistencia al gobierno unipolar:
Padecemos menos dictaduras que antaño, sólo Cuba y su candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudo democracias populistas y payasas, como las de Bolivia y Nicaragua…

Como todas las épocas han tenido sus espantos, la nuestra es la de los fanáticos, la de los terroristas suicidas…

Creíamos que, con el desplome de los imperios totalitarios, la convivencia, la
paz, el pluralismo, los derechos humanos, se impondrían y el mundo dejaría atrás los holocaustos, genocidios, invasiones y guerras de exterminio. Nada de eso ha ocurrido. Nuevas formas de barbarie proliferan atizadas por el fanatismo…

cualquier grupúsculo de enloquecidos redentores provoque un día un cataclismo nuclear…

No debemos dejarnos intimidar por quienes quisieran arrebatarnos la libertad que hemos ido conquistando en la larga hazaña de la civilización…

Defendamos la democracia liberal, que, con todas sus limitaciones, sigue significando el pluralismo político, la convivencia, la tolerancia, los derechos humanos…

Enfrentándonos a los fanáticos homicidas defendemos nuestro derecho a soñar…

En mi juventud, como muchos escritores de mi generación, fui marxista…
mi tránsito hacia el demócrata y el liberal que soy -que trato de ser- fue largo, difícil, y se llevó a cabo despacio…

gracias a pensadores como Raymond Aron, Jean-François Rével, Isaiah Berlin y Karl Popper, a quienes debo mi revalorización de la cultura democrática y de las sociedades abiertas…

Pasemos ahora, luego de esto, a revisar el discurso de Gabriel García Márquez, premio Nobel 1982, que está compuesto por 11.500 caracteres distribuidos en 197 líneas, organizadas en 17 parágrafos a lo largo de 5 páginas (la tercera parte del discurso anterior).

1. Aquí el Gabo habla en primera persona del plural, y esto no es cualquier cosa.

Este libro breve y fascinante, en el cual ya se vislumbran los gérmenes de nuestras novelas…

escribió a su paso por nuestra América meridional… Contó que había visto cerdos con el ombligo en el lomo… Contó que había visto un engendro animal con cabeza y orejas de mula, cuerpo de camello, patas de ciervo y relincho de caballo… Contó que al primer nativo que encontraron en la Patagonia le pusieron enfrente un espejo, y que aquel gigante enardecido…

el testimonios más asombroso de nuestra realidad…

Los Cronistas de Indias nos legaron…

nuestro país ilusorio tan codiciado…

Este delirio áureo de nuestros fundadores nos persiguió hasta hace poco tiempo...

La independencia del dominio español no nos puso a salvo de la demencia...
uno de los poetas insignes de nuestro tiempo, el chileno Pablo Neruda, iluminó este ámbito con su palabra…

esa patria inmensa de hombres alucinados y mujeres históricas, cuya terquedad sin fin se confunde con la leyenda…

No hemos tenido un instante de sosiego…

2. Luego, su visión de la sociedad se estructura, no solamente sobre los hechos pasados, sino sobre las circunstancias que estaban presentes en el momento de su discurso.

Poetas y mendigos, músicos y profetas, guerreros y malandrines, todas las criaturas de aquella realidad desaforada hemos tenido que pedirle muy poco a la imaginación…

y que hacen más evidente nuestra condición de juguetes de un azar indescifrable…

donde solemos trasegar con las verdades más esenciales que conforman nuestra identidad..

En cada línea que escribo trato siempre, con mayor o menor fortuna, de invocar los espíritus esquivos de la poesía, y trato de dejar en cada palabra el testimonio de mi devoción por sus virtudes de adivinación, y por su permanente victoria contra los sordos poderes de la muerte.

es esta realidad descomunal, y no sólo su expresión literaria, la que este año ha merecido la atención de la Academia Sueca de la Letras... ella vive con nosotros y determina cada instante de nuestras incontables muertes cotidianas…

Este es, amigos, el nudo de nuestra soledad…

los estragos de la vida no son iguales para todos…

La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios…

Tal vez la Europa venerable sería más comprensiva si tratara de vernos en su propio pasado…

podrían ayudarnos mejor si revisaran a fondo su manera de vernos…

3. Por último, no deja dudas sobre su posición política:

20 millones de niños latinoamericanos morían antes de cumplir dos años, que son más de cuantos han nacido en Europa occidental desde 1970...

Los desaparecidos por motivos de la represión son casi los 120 mil…

Numerosas mujeres arrestadas encintas dieron a luz en cárceles argentinas, pero aún se ignora el paradero y la identidad de sus hijos…

Por no querer que las cosas siguieran así han muerto cerca de 200 mil mujeres y hombres en todo el continente…

De Chile, país de tradiciones hospitalarias, ha huido un millón de personas…
La guerra civil en El Salvador ha causado desde 1979 casi un refugiado cada 20 minutos...

La solidaridad con nuestros sueños no nos haría sentir menos solos, mientras no se concrete con actos de respaldo legítimo a los pueblos que asuman la ilusión de tener una vida propia en el reparto del mundo…

¿Por qué la originalidad que se nos admite sin reservas en la literatura se nos niega con toda clase de suspicacias en nuestras tentativas tan difíciles de cambio social..?

¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes..?

como si no fuera posible otro destino que vivir a merced de los dos grandes dueños del mundo…

frente a la opresión, el saqueo y el abandono, nuestra respuesta es la vida…
los países más prósperos han logrado acumular suficiente poder de destrucción como para aniquilar cien veces no sólo a todos los seres humanos que han existido hasta hoy, sino la totalidad de los seres vivos que han pasado por este planeta de infortunios…

donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra…

Espero que el revisar estos textos nos sea aleccionador, pues el buen escribir no salva de la arbitrariedad que, oculta tras él, pretende pasar desapercibida.

L A D É C A D A

Luis Brito García

2001

Unipolar, neoliberal, imperialista, anuncian los Tanques de
Pensamiento que será el “Nuevo Siglo Americano”. Estados Unidos
prepara el total saqueo de las reservas de hidrocarburos del mundo y
la confiscación de América Latina como zona de libre comercio
mediante el ALCA, e intensifica su presencia militar en América Latina
mediante el Plan Colombia. Desde el año anterior, Hugo Chávez Frías
fortalece la OPEP e insta a los miembros a respetar las cuotas de
producción, y realiza y gana el referendo para la relegitimación de
los poderes. Con la excusa del sospechoso atentado de las Torres
Gemelas, Estados Unidos invade Afganistán. Se inicia un sostenido
repunte de los precios petroleros. Empieza la caída del capitalismo
con el fraude financiero de Enrom. Se derrumba el sistema político
norteño con las fraudulentas elecciones que consagran a George Bush
hijo. Se desploma el neoliberalismo en Argentina. Chávez sanciona 49
leyes reformistas; Fedecámaras llama a sustituirlo por un “gobierno de
transición”.


2002


Golpe patronal, mediático y estadounidense el 12 de abril en
Venezuela. El pueblo lo frustra mediante multitudinaria concentración
sin precedentes. Primer fiasco en el plan para saquear el petróleo del
mundo: bancarrota del mito de la omnipotencia mediática. La falta de
sanciones abre el camino para que el gremio patronal lance el cierre
de empresas y el sabotaje petrolero de diciembre.


2003


En marzo se desploma el plan de los patronos de entregarle la
industria petrolera venezolana a Estados Unidos; como premio de
consuelo éste invade de inmediato Irak. El izquierdista Luiz Inacio
Lula da Silva gana la presidencia de Brasil. Arrancan las Misiones,
programas sociales sin precedentes que vencen el analfabetismo,
amplían la educación, llevan la asistencia médica a los sectores más
pobres y rompen el monopolio de las distribuidoras de alimentos.


2004


La izquierda triunfa con Tabaré Vásquez en Uruguay. Mientras se
desploma la integración latinoamericana tutelada desde Washington, se
consolida la Comunidad Suramericana de Naciones, con participación de
todos los países suramericanos, se crea el ALBA, Brasil surge como
poder mundial aliado a Rusia, India y China en el BRIC. Estados Unidos
y Canadá fraguan un golpe militar que exilia al Presidente electo de
Haití, Jean Bertrand Aristide.


2005


Se desploma el ALCA, y con él el proyecto estadounidense de hegemonía
comercial exclusiva con América Latina. Venezuela ingresa al Mercosur.
Evo Morales es elegido presidente de Bolivia y anuncia la
nacionalización de la industria de los hidrocarburos.


2006


La socialista moderada Michele Bachelet gana las elecciones en Chile.
El izquierdista Rafael Correa gana las elecciones en Ecuador, después
de que los movimientos sociales derrocan a una sucesión de presidentes
insatisfactorios. El revolucionario sandinista Daniel Ortega gana las
elecciones en Nicaragua.


2007


Caduca la concesión de RCTV, televisora que operó como artífice
material e intelectual del golpe mediático. En la cumbre de la OPEP,
Chávez urge a la organización a convertirse en agente político y
desechar el dólar como divisa de referencia para el crudo.


2008


El capitalismo culmina su marcha triunfal hacia el desastre. Una tras
otra caen las principales casas financieras de los países
desarrollados. Los gobiernos auxilian a los financistas estafadores
con salvavidas de oro que serán costeados por los estafados con
inflación, alza de impuestos y deuda pública. Se inicia un reguero de
protestas sociales y motines que todavía no cesa. Estados Unidos
dirige desde la base de Manta el ataque de las fuerzas armadas
colombianas contra Ecuador. Gana la presidencia en Paraguay el
izquierdista Fernando Lugo, quien acaba con 61 años de hegemonía del
derechista Partido Colorado. El izquierdista Evo Morales derrota un
intento secesionista de la oligarquía en las ricas provincias del
Este, y es confirmado en un referendo con mayoría del 67%.


2009


El presidente de la General Motors decía que lo que era bueno para la
General Motors era bueno para Estados Unidos. General Motors, Chrysler
y Estados Unidos quiebran al mismo tiempo. Correa clausura la base
de Estados Unidos en Manta. Chávez gana con 55% el referendo que
permite su reelección indefinida. Los estadounidenses apoyan el golpe
que depone al presidente electo de Honduras, Manuel Zelaya.


2010


Estados Unidos ocupa militarmente Haití y Costa Rica, y anuncia la
instalación de dos nuevas bases en Panamá. Para forzar su permanencia
en el poder, Álvaro Uribe Vélez ofrece a Estados Unidos permitir la
instalación de siete nuevas bases militarles en Colombia. El Tribunal
Supremo niega la reelección indefinida del político y objeta la
instalación de las bases. El nuevo presidente Santos da un vuelco a la
política de intimidación contra Venezuela. El bolivarianismo gana por
amplio margen las elecciones parlamentarias. Ecuador se retira del
CIADI. Rafael Correa derrota un golpe de Estado de inspiración
estadounidense. El decenio puede resumirse en una prolongada pérdida
de hegemonía de Estados Unidos. Sus agentes políticos son derrotados
electoralmente o mediante la insurrección revolucionaria en todo el
mundo; falto de medios económicos, políticos o diplomáticos para
imponerse, recurre cada vez más al golpe de fuerza o a la intervención
militar abierta. Multipolar, socialista, revolucionario se presenta el
siglo recién nacido. Que así siga.

PD: Agradezco a los colegas de El Nacional, El Universal, El Mundo, La
Voz, Todos Adentro y Caracas CCS las entrevistas realizadas con
motivo de mi premio Alba Cultural, o antes de éste.

domingo, 19 de diciembre de 2010

SER MUJER

Ser mujer no es lo mismo

Es distinto de todo.

Ser mujer no se parece a nada

quizás un poco a la soledad,

a la vocación de servicio,

a una sensación de vaga insatisfacción a veces. A veces intensa.

Se parece a tener un hueco en el centro del cuerpo

un hueco que nada llena.

Ser mujer es ser madre, es ser hija.

El útero dentro del útero dentro de útero.

Una sucesión interminable de nidos.

Ser mujer es tener una conexión invisible

con una red de necesidades primarias

que necesitan ser satisfechas.

Ser mujer es ser bruja.

Ser mujer es tener dolor y sobrevivir a él.

Ser mujer es estar atada a los ciclos de la naturaleza.

Ser mujer es sangrar herida de muerte y no morir todos los meses.

Ser mujer es ser para otros más urgentemente que para si misma.

Ser mujer es conocer todas las dimensiones del amor, hasta las más terribles.

Ser mujer es tener conciencia múltiple. Rara vez orgasmos múltiples.

Ser mujer es distinto.

(Anne-Marie Herrera: Poemario "Ser mujer". Colección Poesía Venezolana. Breves. Fundación Editorial "El perro y la rana". Caracas, 2007).


NOTA: Este poema fue leído por la autora al iniciar su discurso de presentación del libro MUJER Y NUEVA HUMANIDAD del escritor José Manuel Hermoso González, acto formal realizado, en Porlamar, Isla de Margarita el día 8 de diciembre de 2010.

Eduardo Galeano LITERATURA...ARGOS DICIEMBRE 18 DE 2010 xJavier Claure

El destacado escritor y ensayista uruguayo, Eduardo Galeano, llegó a Suecia para recibir el Premio Literario Stig Dagerman en la localidad de Laxön, situada al norte del país. Aprovechando su visita, dio una conferencia en la capital sueca. El día martes 14 de septiembre, a las seis de la tarde, cientos de latinoamericanos y suecos se dieron cita en el Aula Magna del Campus de la Universidad de Estocolmo para escuchar al intelectual latinoamericano.

Galeano empezó la conferencia leyendo Algunos pecados capitales del mundo al revés. El machismo es uno de esos pecados que, quizá, data desde la época de las cavernas. Esta actitud que refleja una estructura social basada en el poder, es decir donde las mujeres son sometidas o discriminadas bajo las ordenes de un macho, es un punto infectado en todas las sociedades del mundo. Y Galeano con ojos críticos se pregunta:

—¿Por qué la realidad sigue tratando a las mujeres peor que a los tangos? Están allí esas figuras pintadas en los techos y las paredes de las cavernas: alces, bisontes, osos, caballos, águilas, mujeres y hombres. Pero... ¿Cómo pudieron ellos, nuestros remotos abuelos, pintar de tan delicada manera?, ¿cómo pudieron ellos, esos brutos que a mano limpia peleaban contra las bestias, crear figuras tan llenas de gracia? ¿Cómo pudieron ellos...? Ante tantas preguntas existe una alternativa: ¿O eran ellas?
Mientras las frases pronunciadas por Galeano, se traducían al sueco; el narrador miraba al público serenamente, tomaba un sorbo de agua o bien su mirada se perdía, un par de minutos, en los adornos del techo del anfiteatro universitario. Y continuaba:
—El mundo está compuesto de un montón de gente, es un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.
Sin lugar a dudas, Galeano es un enorme fuego y por donde pasa deja miles de chispas en el aire. Sus libros encienden las mentes y los corazones de las personas que realmente ven el mundo con ojos humanos. Denunció que el mundo repite las tradiciones racistas y, además, miente. Desde la llegada de los españoles al Nuevo Mundo hasta ahora, el racismo se hace sentir fuerte por todas partes. Los gitanos, por ejemplo, son discriminados en algunos países y evocó que, a mediados del año 2008, en la revista italiana Panorama, perteneciente a Berlusconi, uno de los titulares decía: «los gitanos son una etnia inclinada al robo y al secuestro de niños». Al mismo tiempo, la justicia italiana no había comprobado la veracidad de secuestro de niños por parte de los gitanos.

Los libros de historia, muchas veces, han sido escritos a conveniencia de un país, de una colectividad étnica o un grupo de militares tergiversando totalmente la realidad. Galeano va mucho más allá del engaño, lo superficial y la mentira. Con su mente lúcida saca a luz las verdades una por una:
—¿Por qué no sabemos del África nada más que lo que nos enseñó el profesor Tarzán, que nunca estuvo allí? —dijo con sorna. Además, recordó que precisamente desde el continente africano emprendieron nuestros abuelos la conquista del planeta, y que el sol se ocupó del reparto de los colores. Por lo tanto: «hasta los blancos blanquísimos vienen de África».
El autor de Las venas abiertas de América Latina, explicó que cuando cayó el Muro de Berlín, de la mañana a la noche leíamos, veíamos, escuchábamos: el Muro de la Vergüenza, el Muro de la Infamia, la Cortina de Hierro... Por fin ese muro cayó. Pero otros muros brotaron, y siguen brotando en el mundo. Poco se habla del muro que los Estados Unidos está alzando en la frontera mexicana, y poco se habla de las alambradas de Ceuta y Melilla. Casi nada se habla del Muro de Cisjordania, que perpetúa la ocupación israelí de tierras palestinas y será quince veces más largo que el Muro de Berlín, y nada, nada de nada, se habla del Muro de Marruecos, que perpetúa el robo de la patria saharaui por el reino marroquí y mide sesenta veces más que el Muro de Berlín, acotó.
La guerra contra Irak es uno de los pecados capitales de este maldito mundo. Todos sabemos que Estados Unidos e Inglaterra alarmaron al mundo entero con las «supuestas» armas de destrucción masiva en manos de Saddam Hussein. Sin embargo, este hecho, no se comprobó cien por ciento, pero necesitaban de esa mentira para intervenir Irak.

El 12 de marzo de 2003, el secretario de defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, declaró: «Existe la teoría de que las armas de destrucción masiva pudieron no existir al inicio de la guerra. Supongo que eso es posible, pero improbable».

Galeano también opina irónicamente al respecto:
—¿Recuerdan ustedes cuál fue el pánico universal que desató la carnicería contra los iraquíes? El mundo tembló ante un ataque de las armas de destrucción masiva... que habían sido inventadas por los medios de intoxicación masiva. Y ahora nos advierten que Irán es el más grave peligro que acecha a la humanidad, porque tiene o podrá tener armas nucleares, y en el acto recordamos que fue Irán el país que arrojó las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, ¿O no? ¿No fue Irán? Quién sabe...

El mundo sigue ciego de su diversidad. El mundo mata, desprecia el trabajo, fabrica hambre, miedo y amnesia. Estas palabras delatan el universo interior humanista y sensible de un hombre inconforme con una realidad falsa en donde los poderosos quieren vender gato por liebre. Bajo el sello de la libertad y la democracia inventan historias, mundos equivocados y textos malolientes. Por eso pregonan por una civilización «del sálvese quien pueda».

—¿Por qué nos negamos a reconocer que lo mejor del mundo está en la diversidad de mundos que el mundo contiene?

Parece que el mundo siente terror cuando se habla de diversidad política o cultural. En algunos países europeos existen partidos políticos, cuyo programa está impregnado de racismo y sus miembros son personas vinculadas a grupos neonazis. No aceptan la diversidad por ningún lado. Es un hecho preocupante, por su puesto, porque su meta es distorsionar el orden político y cultural de un país; y en consecuencia crear desigualdad entre los ciudadanos. No entienden que la diversidad es necesaria para el desarrollo de una sociedad. La Declaración Universal de la Unesco sobre la diversidad cultural, adoptada el 2 de noviembre de 2001, reconoce la diversidad cultural como «patrimonio común de la humanidad». En una sociedad globalizada como en la que vivimos, la diversidad juega entonces un papel de suma importancia.


—Y hablando de diversidad, quiero rendir homenaje a la República Argentina, por ser el primer país latinoamericano que ha tenido el coraje de legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo —afirmó Galeano. Otro tópico que pertenece a su fogoso discurso, es el tema de los nadies, de los hijos de nadie, de los ninguneados que no son, aunque sean. Que no hablan idiomas, sino dialectos. Que no profesan religiones, sino supersticiones. Que no hacen arte, sino artesanía, Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local. Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata. Esos nadies sueñan con salir de la pobreza. Sueñan que algún mágico día llueva de pronto buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen.


El mundo es asesino y valiéndose de una actitud darwinista mata sin piedad al más débil. Grandes presupuestos de Estado son destinados a la compra de armas. A esto se refirió Galeano y dijo que el mundo destina, cada minuto, tres millones de dólares a los gastos militares que no es otra cosa que gastos criminales. Mientras que en el mundo, cada minuto, mueren quince niños de hambre o enfermedad curable. Y aquí viene lo paradójico:
—Los cinco países fabricantes de armas tienen derecho de veto en las Naciones Unidas. O sea: los países que hacen el negocio de la guerra son los que velan por la paz mundial (!).

Por otro lado, manifestó que el mundo fabrica miedo:
—La democracia tiene miedo de recordar. Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras. Es el tiempo del miedo. Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo. Y así va entretejiendo cosas de este mundo «al revés», porque, muchas veces, los seres humanos adquieren un comportamiento antihumano causando verdaderas catástrofes.

Galeano, defensor acérrimo de América Latina, nos ayudó a comprender mejor, a principios de los años '70, el subdesarrollo del continente latinoamericano. Reveló con sólidos argumentos contrarios a los que existen en libros escritos por cortesanos de los imperios, que nuestra América morena enriqueció a las potencias coloniales. Sus agudos análisis son un dolor de cabeza para el imperialismo yanqui, y para las elites gobernantes de todas las sociedades que asientan su poder en las armas, la mentira y la opresión de los pueblos.
Escuchar a este erudito latinoamericano, es como pasear por sus libros y artículos periodísticos redactados sin miedo y con lentes críticos. Como antídoto a las falsas historias, se sobrepone un estudio económico y político que nos conduce a un sendero muy alto, en donde las palabras cobran un justo significado. Por consiguiente, su pluma provoca un eco que es la voz de los desamparados. Es un eco que denuncia los atropellos cometidos durante la historia de la humanidad.
Entre literatura y periodismo nos conversa de sufrimiento, de esclavitud, de aniquilación de los pueblos indígenas y de aquellos que forjaron sucesos bajo la cruz y la espada. Nos habla del saqueo de los recursos naturales; primero por parte de los imperios coloniales y después por parte de Estados Unidos y el Reino Unido. Pero también nos cuenta de los pueblos que, hoy en día, se hacen respetar sin temor al verdugo del Norte. Con un lenguaje lleno de humor y, a veces, de sarcasmo nos habla de historia, de lo cotidiano, de fútbol, de los trabajadores, de la señora que se encuentra en un hospital, etc.

En fin, Galeano escribe de aquello que incumbe al ser humano y como él bien lo dice: «escribo sobre seres anónimos que hacen historia sin saber que lo hacen».

jueves, 9 de diciembre de 2010

jueves, 2 de diciembre de 2010

ARTICULO DE LUCIA ETXEBARRIA SOBRE GARCÍA MARQUEZ

Argumento de una novela: Un periodista ochentón verifica, entristecido, que su potencia sexual ya no es la que era. Cosas de la edad. Llama entonces a su proxeneta de confianza, aquel que le proporciona – a él y a media ciudad – los mejores Chaperos, y le pide que le busque un jovencito al que nadie haya tocado. El proxeneta le llama unos días después: ha localizado a un magrebí de barriada obrera, de catorce años, virgen con garantía, cuya familia está de acuerdo en vender los favores del chaval porque el padre está en paro desde tiempo inmemorial. La noche acordada, el proxeneta le proporciona una droga al chico para tranquilizarlo y favorecer los avances del anciano pero con tan mala fortuna que el chico, agotado tras una jornada particularmente dura – pues a pesar de su corta edad ya trabaja ilegalmente en una fábrica – se queda tan profundamente dormido como para hacer imposible su desfloración.
El viejo permanece toda la noche contemplándolo, extasiado con su belleza y cuando vuelve a casa el ochentón lleva tal calentón encima que, ante la visión de la dérriere de su secretario, que está agachado recogiendo unos papeles, no puede contenerse y le viola. Luego, le arroja unos billetes a modo de compensación.

Si este libro se publicara en España, el escándalo sería mayúsculo, del tipo del que le cayó encima a Arthur C Clarke en 1998, cuando The Mirror le acusó de ser un pedófilo. O sin ir más lejos, mi amiga Lola Beccaria tuvo que oír de todo a propósito de la publicación de su novela ” Una mujer desnuda”, en la que se narran las relaciones de una prepúber con un amigo de su padre.
Pero resulta que cuando sale al mercado un libro con el mismo argumento, el mismo, pero con la sutil diferencia de que el putero es un señor heterosexual y la niña vendida y la criada violada (analmente por cierto) dos mujeres, nos encontramos entonces con “una admirable historia de amor… una estupenda metáfora de la sociedad donde todos caben con suficiencias o exageraciones, una novelita-joya que contiene sabias frases de prosa brillante, desbordante, donde la pasión tardía se enseñorea en el corazón del viejo”, en palabras de la crítica. Toma ya. Botón de muestra que describe al aluvión de reseñas favorables que se ha desbordado por los suplementos culturales españoles, unánimes en su admiración. Sí, me estoy refiriendo a la última novela de García Márquez, al que, como Premio Nobel, se supone que debemos respeto. Premio Nobel de la Paz fue también Henry Kissinger, responsable directo del golpe de Estado Militar contra Allende y de toda las dictaduras (incluidas las que falsamente se disfrazan de democracias) que campean hoy en América Latina.

¿Les he convencido con este ejemplo del androcentrismo imperante en la critica literaria? Pues daré otro: En cada entrevista, cada una, que he hecho de entre las más o menos veinticinco a propósito de la edición francesa de mi libro “Una historia de amor como otra cualquiera” me han hecho la misma pregunta: ¿Por qué sus protagonistas son mujeres? Estoy por ver que alguien le pregunte a Houllebeq o a Beigbeder la cuestión inversa. Y no se lo preguntan porque, pese a que las mujeres seamos mayoría en el mundo ( 53% de la población), a día de hoy lo masculino es la norma y lo femenino es la desviación, y por eso resulta tan extraño que se escriba sobre mujeres.

Podría escribir sobre muchísimas escritoras injustamente olvidadas o no reconocidas en su valía: Ángela Figueras Aymerich, María Teresa León, Rosa Chacel… Podría hablar de una conversación con la hija de Carmen Laforet en la que ella me confirmó lo que yo ya sospechaba: que su madre había dejado de escribir incapaz de soportar la presión y las críticas (algo parecido me pasó a mí, que me planteé muy en serio abandonar el oficio después de la reacción que suscitó mi segunda novela, Beatriz y los cuerpos celestes).
Podría escribir de Ana María Matute, que sufrió los embates de una censura feroz que le impidió ejercer su escritura en libertad. Podría hablar de cómo El País, el supuesto diario “progresista español”, publicó, para cerrar el último número del siglo veinte de su suplemento cultural, un artículo titulado ” Los mejores escritores españoles del siglo” en el que no se incluía a una sola mujer…

Y entre tanto mientras todo el mundo se rasga las vestiduras al hablar de páginas de pedofilia en Internet, el Nobel, sus editores y su agente se llenan los bolsillos de plata, y en este país se oculta el triste hecho de que el 75% de los hombres que pegan a sus mujeres abusan también de sus hijas, y la sociedad bienpensante cierra los ojos al pasar por la calle de la Cruz, por la Montera, o por la casa de Campo, donde muchas menores de edad se ven obligadas a vender su cuerpo para lucrar a las mafias que las explotan, porque vivimos en un mundo plagado de millones de putas tristes que no lo son porque les da la gana, sino, precisamente, porque una cultura machista, perpetuada por la literatura, por los textos escolares, por el cine, por la publicidad, por la tradición, ha enseñado y sigue enseñando a los varones que la explotación y el maltrato a la mujer no solo es un hecho permisible, sino romántico. Como también enseña que la mujer deseable es aquella mujer bella que no habla, que solo nos escucha, y jamás nos contradice y, por lo tanto, si se pasa la vida dormida, tanto mejor, porque ya se sabe que, desde siempre, a los hombres nos gusta cuando callamos, porque estamos como ausentes y porque calladitas estamos más monas, y que el amor, según mucha literatura, no es un intercambio adulto y consensuado en el que cada cual da y recibe, sino una relación de dominación en la que una parte de la pareja se somete totalmente a la otra.
¡Lucía, por favor, es solo ficción!, dirán algunos. Pero cito a Florence Thomas cuando escribe: “El lenguaje es el fundamento de la reproducción del sexismo; es un aparato de construcción y de representación de la realidad y por consiguiente de la acción sobre ella por medio de elaboraciones simbólicas. A través de él internalizamos ideas, imágenes, modelos sociales y concepciones de lo femenino y de lo masculino, entre otras..” En cristiano: que de lo que se lee, se aprende, y que la única forma de cambiar la sociedad pasa por intentar transformar los modelos de representación que reproducen las estructuras dominantes.

En un país como Colombia, en el que casi 40.000 menores de edad practican (y no libremente) la prostitución, según estimaciones más que fiables de la DAS y la Interpol, y en el que todas las fuentes coinciden en afirmar que el ingreso de niños y niñas a la prostitución es cada día mayor y las edades de vinculación cada vez más tempranas, ¿no podría haber aprovechado el Premio Nóbel la plataforma que le ofrecen su fama y su prestigio para ayudar a luchar contra semejante lacra en lugar de idealizarla y glorificarla? Y cuando media España protesta unánimemente contra los casos de prostitución infantil de Barcelona ¿no es hipocresía que nadie, en ninguno de los medios mal llamados suplementos culturales de este país se haya atrevido a alzar el gallo para decir que García Márquez puede escribir mejor o peor, pero que lo que ha escrito se llama apología de la explotación infantil y de la violación, y que como tal debe leerse, y nunca como historia de amor?

Me gustaría que este artículo se fuera pasando en red a todos los colectivos feministas, o a las listas de correos. En el hecho de que todos los suplementos “culturales” españoles han puesto la novela por las nubes. Si admitimos en hipótesis que sí, que cada cual puede escribir lo que le dé la gana dado que todo se puede hacer desde la ficción -o eso dice la crítica- y que lo importa es la belleza de la obra, y que por eso García Márquez tiene derecho a escribir sobre lo que a él le guste, al menos tengamos en cuenta que lo que no se puede hacer, desde la crítica, es llamar “historia de amor” a una relación de abuso, porque eso SI que es hacer apología, o no advertir que el protagonista de este libro en ningún momento se cuestiona la legitimidad de comprar los favores sexuales de una menor y de drogarla para que los realice, ni de violar asnalmente a una criada que depende del violador para su sustento. Combatamos al machismo institucional desde la red, que es lo único que nos queda.

Lucía Etxebarría

sábado, 27 de noviembre de 2010

Eva Golinger 1/3

El gobierno de Estados Unidos (EEUU) ha destinado un presupuesto multimillonario para generar desestabilización y socavar la democracia y soberanía venezolana, a través de vínculos con medios de comunicación de la nación y sus campañas mediáticas. Así lo aseveró la abogada, escritora e investigadora Eva Golinger, a propósito de la Sesión Extraordinaria en Defensa de la Soberanía de la Patria y en contra de los intereses hegemónicos del Imperio, transmitida en cadena nacional desde el Salón Elíptico de la Asamblea Nacional en Caracas.

Eva Golinger 2/3

Eva Golinger 3/3

jueves, 4 de noviembre de 2010

Caracas-Tokio


jueves, 21 de octubre de 2010

Réquiem por la Policía Metropolitana

Ernesto Villegas Poljak
A la PM le quedan menos de tres meses de vida. Lo anunció en estos días, con otras palabras, por supuesto, el comisario Luis Fernández, director de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuerpo que está absorbiendo a aquellos “azulejos” [PM] que pasen estrictos exámenes y cumplan con el perfil exigido para formar parte del nuevo modelo policial venezolano. Lo confirmó, al día siguiente, el comisario Carlos Meza, director de la PM, quien recordó que la desaparición de ese organismo está prevista en la ley, aunque del día exacto de la cesación de funciones aún no se le había notificado oficialmente. Para ese momento, todas las sedes y equipos de la PM habrán pasado a manos de la PNB.
Del destino de los “pe-emes” que no pasen la prueba ni reúnan los requisitos, se ocupará una junta liquidadora. Pagar sus prestaciones con prontitud y ofrecerles oportunidades de crédito, trabajo o estudio en otras áreas no sólo sería un acto de justicia y humanidad, sino también de conveniencia social, como en cualquier país donde grupos de hombres en armas terminan desmovilizados. Sea cual sea, el último día de la PM marcará un punto de inflexión en la lucha contra la criminalidad.
Lamentablemente y a pesar de que a lo largo de su historia muchos funcionarios fueron ejemplo de arrojo y honestidad en el ejercicio de sus funciones, al punto de ofrendar sus vidas en nombre del deber, la imbricación de esta policía con la criminalidad se hizo incontrolable por la propia institución, de modo que no hubo más remedio que acordar su desaparición como paso indispensable para replantear la manera de concebir y ejercer la función policial en Venezuela.
Vaya paradoja: un Gobierno presidido por un militar al que se acusa de dictador convocó a académicos y defensores de los DDHH para participar del diseño e implantación del nuevo modelo policial. En lugar de López Sisco y Posada Carriles [responsables de varias masacres], gente como Antonio González y Pablo Fernández, de la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, son profesores de la novísima Universidad de la Seguridad, que formará al personal de la PNB. Este 18 de octubre de 2010 inicia clases con mil 500 alumnos provenientes de la PM y el Vivex.
La PNB no sólo exige un perfil que excluya las personalidades propensas a la violencia, la arbitrariedad y la corrupción. Los funcionarios provenientes de la PM y otros cuerpos se encuentran allí con una estricta normativa diseñada entre defensores de DDHH, víctimas de abuso policial y funcionarios ganados a la superación de los vicios propios de las instituciones policiales donde ellos mismos han trabajado, de modo que las conocen muy bien desde dentro.
Así es que, por ejemplo, los integrantes de la PNB tienen prohibido utilizar su uniforme mientras no están en servicio, con lo cual les será imposible, como hoy sucede con la PM, hacer las veces de vigilantes privados de negocios legales o ilegales en el “tiempo libre’ Cada uno de ellos, además, tiene asignado su respectivo armamento, de modo que tampoco podrá darse el tristemente célebre “alquiler” del arma de reglamento a elementos del hampa común. La desregulación de la función policial deja, pues, de ser la norma.
Por lo demás, un salario decente dificultará el pretexto de la baja remuneración para aquellos que, escudándose en ésta, sucumban a la tentación de corromperse.
El abogado Ignacio Ramírez suele llamar la atención sobre el hecho de que (cada vez que hay elecciones y las policías permanecen acuarteladas, la ocurrencia de delitos disminuye práctica mente a cero.
¿Morirá con la PM el viejo modelo policial? Claro que no. Las desviaciones y vicios no son exclusivos de esa policía. Están extendidas en la generalidad de los cuerpos policiales, nuevos, viejos, nacionales, estadales y municipales. Pero por algún lado había que comenzar. Esperemos, a la luz de los hechos en Ecuador, que nadie trate de pescar en río revuelto.

Quinto Día, 15 al 22 de octubre 2010.

viernes, 15 de octubre de 2010

Recordando a Mario Vargas: A propósito del Premio Nobel de Literatura

Guillermo Ruiz Torres (especial para ARGENPRESS.info)


En pleno fragor de la campaña presidencial de 1990 tuvo lugar un debate entre los principales contendientes, Alberto Fujimori, quien después sería elegido presidente con dramáticas consecuencias para la mayoría expoliada del país, y el laureado escritor Mario Vargas Llosa. El genocida Fujimori era ya asesorado por agentes del servicio de inteligencia que habían estudiado los puntos débiles del escritor. Con la consabida malicia que caracteriza a estos personajes le recomendaron a Fujimori que se dirigiera a su contrincante en el debate televisivo como “Mario Vargas” y no como “Mario Vargas Llosa”. Los esbirros sabían que el escritor era muy sensible a ser llamado “Vargas” lo que significa, en el Perú clasista, racista y post-colonial, ser cualquier hijo de vecina. “Vargas Llosa” suena, por otro lado, bien; se lo asocia con la élite y la plutocracia peruana. Y así fue. Tras se llamado repetidas veces “Vargas” el escritor perdió los papeles y demandó enérgicamente ser llamado con sus dos apellidos. Punto para Fujimori.






Esta anécdota dice mucho sobre Mario Vargas Llosa que acaba de ser galadornado con el Premio Nobel de Literatura. Y dice mucho sobre un escritor que siendo joven, y quizás siguiendo los vientos alborotados de los 60, se reputaba de izquierda para irse convirtiendo con el tiempo en uno de los más acérrimos defensores del sistema neoliberal. Esto, aunado a su protagonismo político, hace del escritor un personaje controvertido sobre todo en el Perú. En estos momentos casi la totalidad de los políticos, periodistas e intelectuales peruanos llaman a cerrar filas apoyando el Premio Nobel más allá de circunstanciales desavenencias ideológicas o políticas. Hasta medios periodístcios y políticos que se dicen de izquierda celebran con algarabía la condecoración al escritor peruano. Todos parecen olvidar el personaje político y público Vargas Llosa, es decir qué y a quién defiende este desde hace ya más de tres décadas.






Nadie puede negar la calidad de Vargas Llosa como escritor. La Academia Sueca no está muy lejos de la verdad al afirmar que se encuentra en su obra una realizada “cartografía de las estructuras del poder y aceradas imágenes de la resistencia, la rebelión y la derrota del individuo”. El nobel peruano posee una capacidad impresionante para captar personajes y realidades, y plasmarlas en tinta en sus más intrincados vericuetos. Eso lo demuestra, por ejemplo, en Conversación en la Catedral: una obra donde salda cuentas con una izquierda más radical en la cual tuvo una militancia fugaz. Vargas Llosa desliza su crítica a las taras de una izquierda atrapada en su rigidez y falta de creatividad, así como a muchos de sus militantes de estratos pequeñoburgueses que no pueden vencer su mediocridad y falta de consecuencia. Curiosamente, la etapa más rica del escritor peruano, con obras como la arriba mencionada Conversación en la Catedral o su excepcional La Guerra del Fin del Mundo, fue durante su época más progresista. Pero más allá de elucubraciones respecto a una posible correlación entre una obra lograda y el compromiso político, se debe dejar sentado una vez más que nadie niega la capacidad literaria del recientemente galadornado peruano.






Es necesario recordar, sin embargo, quién es el personaje político Vargas Llosa a quien el mundo entero hoy vanagloria, no sólo por sus cualidades literarias, sino por su defensa de la libertad. Refresquemos la memoria. Su papel más nefeasto lo cumplió cuando fue miembro de la Comisión Investigadora sobre los Sucesos de Uchuraccay sobre la masacre de ocho periodistas peruanos. Cabe recapitular los hechos. En 1983, un grupo de periodistas fue a Ayacucho, una provincia en el sur de los Andes peruanos, a cubrir una nota sobre el ajusticiamiento de presuntos miembros de la guerrilla del PCP-“Sendero Luminoso” a manos de la comunidad campesina de Huaychao cercana a la población de Uchuraccay. Por esa época, las Fuerzas Armadas comenzaban a usar la táctica de armar a campesinos para enfrentar a los alzados en armas que también eran en gran parte campesinos quechuahablantes. Es la misma táctica contrarevolucionaria que se usó en Vietnam, Nicaragua y Guatemala de enfrentar pueblo contra pueblo. Cuando los periodistas llegaron a Uchuraccay indagando sobre lo que había pasado la semana anterior en el poblado vecino, se encontraron con una masa enardecida que les dio muerte a golpes y machetazos. En esta comunidad, la Marina, que había sido enviada para “pacificar la región”, apoyaba una fuerza paramilitar que llamaron eufemísticamente “ronda campesina”; más tarde recibirían el pomposo nombre de “Rondas de Defensa Civil”. Tras algunas investigaciones independientes, se llegó a la conclusión que los pobladores de Uchuraccay le habían dado muerte a los periodistas por considerarlos “terroristas”. Esta había sido la consigna que les había dado la Marina, la de matar a cualquier extraño en la zona. Y lo habían hecho a pesar que los periodistas habían suplicado de rodillas por sus vidas, tal y como lo demostró el material gráfico encontrado poco después de la masacare. Las Fuerzas Armadas trataron desde un principio de tergiversar los hechos para exhimirse de cualquier responsabilidad.






La citada Comisión Investigadora presidida por Vargas Llosa llegó a la conclusión que la masacre era producto de la existencia de “diferencias culturales entre los campesinos quechuahablantes y los periodistas provenientes de un mundo urbano” y que las “Fuerzas Armadas no habían tenido ninguna responsabilidad en el hecho”. Conclusiones que estaban reñidas con todas las evidencias y la lógica más simple, sobretodo teniendo en cuenta que los pobladores victimarios estaban en contacto constante con militares y policías. De esta manera, Vargas Llosa exculpó al Estado peruano y las Fuerzas Armadas de toda responsabilidad en la masacre, y formuló la tesis que los pobladores andinos eran pobres ignorantes, semi-salvajes que se hallaban atrapados en una suerte de vorágine de “violencia propia del mundo andino”. En una entrevista posterior dada a la revista Caretas el novelista sostiene incluso que la masacre era resultado de la existencia de “dos Perús”, uno compuesto por hombres que viven en el siglo veinte y otros, como los pobladores de Uchuraccay, que viven en el siglo 19 o incluso en el siglo 18. Esta era la oportunidad para criticar la política de militarización de los Andes peruanos y la abdicación del Estado de Derecho que costaba la vida ya a miles de peruanos. Vargas Llosa prefirió avalar una política contrainsurgente violatoria de derechos humanos entrando así con méritos propios al nefasto libro negro de la infamia en la ya de por si negra Historia del Perú oficial.






El novelista ha seguido demostrando su desprecio por la cultura indígena, que él la considera como símbolo del atraso, enemiga del llamado progreso y de la modernidad. En su ensayo La utopía arcaica. José María Arguedas y las ficciones del indigenismo, Vargas Llosa pretende romper con el mito del indigenismo que es una corriente literaria que reivindica el mundo andino. Afirma que fue “una ficción ideológica, de corte pasadista y reaccionaria...colectivista, mágica, irracionalista, antimoderna y antiliberal”. Más allá de que uno pueda coincidir con alguna de las tesis de Vargas Llosa, con respecto a la idealización del mundo andino, lo central es que lo niega en sus valores, en tanto espacio socio-cultural que forme parte de un proyecto de sociedad. De esta manera, Vargas Llosa representa el lado oscuro de la modernidad: el de negar la validez de realidades que contradicen el principio uniformizante de la modernidad y del llamado progreso. El Indigenismo contribuyó ostensiblemente a la revaloración del mundo andino que había sido percibido (y aún hoy) como sinónimo de atraso y pobreza de espíritu. El Indigenismo contribuyó, a su vez, para fortalecer la conciencia rebelde de intelectuales y pobladores andinos sobre las injusticias y el maltrato milenario que los ha acosado.






Esta negación explícita de otras realidades que no son las suyas, así como su papel de librar de responsabilidad al Estado peruano y a las Fuerzas Armadas en la masacre de Uchuraccay, están reñidas con su reputada imagen de paladín de la libertad. Y es que Vargas Llosa no es un defensor acérrimo de la libertad entendida como la capacidad de poder decidir. Es un denodado defensor de la libertad de las transnacionales. Para él, la libertad es sobre todo la libertad de invertir a costa de los pulmones de los mineros destrozados en los socavones de las empresas mineras, a costa de tierras arrasadas por el monocultivo y pesticidas impuestos por las multinacionales de las industrias alimenticias. Sobre todo en los últimos años, el novelista peruano se ha cuidado de no dejar la imagen de un filo fascista. Se ha pronunciado contra el racismo en Europa, contra el vil asalto de fuerzas israelitas a una fragata de solidaridad que pretendía hacer ingresar alimentos a Gaza este año o contra los decretos que recientemente ha intentado aprobar el gobierno de García Pérez en el Perú para garantizar la impunidad de militares y policías responsables de la desaparación y el asesinato de miles de peruanos en el marco de la lucha contrasubversiva. Pero el que pesa largamente es el Vargas Llosa que desde hace años despotrica contra Cuba, Castro, Chávez, Morales, Sendero Luminoso, las FARC, el Foro Social y contra todo aquello que huela mínimamente a proyecto revolucionario o social o incluso a derechos colectivos. Vargas Llosa propugnaba y propugna la “libertad individual”. Una libertad individual que no puede ejercer un obrero que recibe un sueldo miserable de la clase empresarial a la que Vargas Llosa apoya a capa y espada. Una libertad individual que no puede ejercer plenamente un campesino quechuahablante analfabeto, cuyas tierras comunales, que otrora eran inalienables, Vargas Llosa propugnaba dejar a merced de la pujanza de las transnacionales de los alimentos. Una libertad individual que no puede ser ejercida plenamente por millones de peruanos, víctimas del racismo de esas élites que Vargas Llosa defendía y sigue defendiendo. Con tanta necedad ha defendido Vargas Llosa el modelo neoliberal que ha llegado verdaderamente al delirio. A raíz de la crisis económica del 2000 en Argentina, el escritor peruano escribió en El País que el culpable de la crisis eran “las secuelas de la políticas proteccionistas de Juan Domingo Perón (!!!)”. Por supuesto, el escritor peruano no lanzó ninguna crítica contra el saqueo que neoliberalismo salvaje de Menem hizo en la Argentina ni contra los bancos europeos que, al más puro estilo de embacaudor y ladrón barriobajero, se fueron del país robándose los ahorros de miles de argentinos.






Consecuente con sus principios, el novelista fue candidato a presidente de la República del Perú por el movimiento Libertad que el fundó sobre la base la ideología neoliberal. El escritor prometía un cambio, pero el gran empresariado que lo acompañaba dejaba claro que si había algún cambio este sería en favor del gran capital. Al final perdió la carrera presidencial frente a Fujimori. Hacia finales de los ochenta la pobreza en el Perú alcanzaba más del 60% de la población y la pobreza extrema más del 30%. El escritor iba de la mano de esa clase empresarial que era uno de los principales responsables de dicha pobreza, y que durante años había medrado de subsidios estatales para hacer crecer sus riquezas, y que ahora reclamaba aun mayores beneficios.






Su retiro activo de la política no ha significado que Vargas Llosa se haya retirado de la misma. En las últimas elecciones presidenciales en el Perú, apoyó a Alan García quien fue responsable en su primer gobierno (1985-1990) de las mayores violaciones de derechos humanos durante la guerra contrainsurgente en los años 80 con un saldo de decenas de miles de muertos, desaparecidos, torturados y detenidos. Más recientemente, Vargas Llosa tomó posición contra los pobladores de la provincia amazónica de Bagua en el Perú que en junio del 2009 se levantaron contra decretos que permitían la privatización de recursos forestales e hídricos con nefastas consecuencias para la vida de las comunidades nativas y el medio ambiente. Las comunidades nativas exigían tan solo ser consultadas antes que alguna empresa llevase a cabo alguna actividad exploradora o extractiva. Eran decretos con el más puro sello del lobby de las empresas petroleras y del gas. La rebelión fue sangrientamente develada con un saldo de más de 30 muertos. El novelista apoyó los controvertidos decretos sosteniendo que la región necesitaba inversión privada. Y es que Vargas Llosa muy rara vez, si es que lo he hecho en alguna ocasión, ha afilado su pluma contra el capitalismo salvaje y depredador de las empresas transnacionales. Para criticar a Chávez, Vargas Llosa está siempre alerta. Pero no es así cuando se trata de denunciar a empresas mineras que contaminan ríos y valles, o a multinacionales que se benefician del trabajo infantil o incluso de esclavos, o los ínfimos salarios que reciben cientos de millones de obreros en el mundo que los mantienen en la miseria enriqueciendo principalmente el gran capital.






A decir de muchos, habría sido su derrotero político que lo había mantenido Vargas Llosa lejos del Premio Nobel. Pero parece que los tiempos cambian, y con ellos la Academia Sueca. Sobre todo cuando la derecha está en el gobierno ya desde años. Sin embargo, este cambio no significa que el Premio Nobel haya sido un referente. Cabe recordar que Sartre rechazó el premio en 1964. El autor de La náusea declaró, en una entrevista que le hicieran para la revista francesa Le Nouvel Observateur, el 19 de noviembre de 1964, que “si hubiera aceptado el Nobel -y aunque hubiera hecho un discurso insolente en Estocolmo, lo que hubiera sido absurdo- habría sido recuperado. Si hubiera sido miembro de un partido, del Partido Comunista, por ejemplo, la situación hubiera sido diferente. Indirectamente, hubiera sido a mi partido que el premio habría sido discernido; es a él, en todo caso, que hubiera podido servir. Pero cuando se trata de un hombre aislado, aunque tenga opiniones "extremistas" se lo recupera necesariamente de un cierto modo, coronándolo. Es una manera de decir: "Finalmente es de los nuestros". Yo no podía aceptar eso”. Vargas Llosa es uno de esos “nuestros” desde ya hace mucho tiempo, y desde hace mucha náusea política, en verdad.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Cristovam Ricardo Cavalcanti Buarque

Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y ex- Ministro de Educación de Brasil, Cristovam Ricardo Cavalcanti Buarque, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasileño.







Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque:


Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro.






Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad.






Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero.






El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de


aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.






De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales.






No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación.






También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo.


El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio


cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país.






No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro.


Por el contrario, ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado.






Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad.


De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia... cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero.






Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños,internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.






En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda.






Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir.






Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!






OBSERVACIÓN: Este artículo fue publicado en el NEW YORK TIMES, WASHINGTON POST, USA TODAY y en los mayores diarios de EUROPA y JAPÓN.






En BRASIL y el resto de Latinoamérica, este artículo no fue publicado. Ayúdenos a divulgarlo.

domingo, 10 de octubre de 2010

Vamos por partes como Jack

Delicado equilibro el de los nervios
de paseo por el reservorio espiritual
passing com una llum
hasta la química natural

Dentro del mar
fumo porque me place
ella  dice que es mejor ansiolítico que conoce
entrar y salir en libertad

La Amada, nos embragaremos juntas

Primo, primo Levy
donde quiera que ahora mire

sábado, 9 de octubre de 2010

Pueblo Violeta

sábado, 2 de octubre de 2010

jueves, 30 de septiembre de 2010

miércoles, 29 de septiembre de 2010

El final de la codicia