viernes, 1 de marzo de 2013

De la buena

Vamos como Jack, por partes, primero el cannabis es como las personas, afecta de modo diferente cada vez. Segundo, no en todos los casos merma la capacidad de concentración, puede por el contrario agudizarla. Tercero, muchas veces puede inducirnos a la introspección o potenciar nuestro espíritu gregario, sobre todo en contacto con la naturaleza, playas, montañas o parques. Cuatro, no debemos desechar ninguna estrategia, los holandeses fueron a prisión muchas veces antes de lograr su objetivo. Cinco, tal vez puedan hacerse convocatorias masivas y encender cada uno su porro, a ver si nos van a llevar a todos presos. Sugiero , en estos casos, que el llamado sea vía mensajes de texto, los números pueden intercambiarse en el encuentro del domingo, para hacer las citas por sorpresa. Hoy viernes a las 7 y 30 pm. En el reloj del Parque de los Enanitos, por ejemplo y así llegar con las varas hechas, justo para prenderlas y fumar, a ver qué pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario