martes, 30 de mayo de 2017

EL PRINCIPIO DE VIBRACIÓN.


«Nada descansa; todo se mueve; todo vibra.» El Kybalion.
Este principio incorpora la verdad de que «todo está en movimiento», «todo vibra», «nada está
en reposo»
Desde el Todo, que es espíritu puro, bajando hasta la forma más grosera de materia, todo está
en vibración -cuanto más alta la vibración, más alta la posición en la escala-. La vibración del
espíritu es en un rango de intensidad y rapidez infinitas tal que está prácticamente en reposo -
igual que una rueda moviéndose rápidamente parece inmóvil-. Y en el otro extremo de la
escala, hay formas groseras de materia cuyas vibraciones son tan bajas como para parecer en
reposo. Entre estos dos polos hay millones sobre millones de grados variables de vibración.
Desde el corpúsculo y el electrón, el átomo y la molécula, hasta los mundos y universos, todo
está en moción vibratoria. Esto también es verdad en los planos de energía y fuerza (que no
son sino grados diversos de vibración); y también en los planos mentales (cuyos estados
dependen de vibraciones); e incluso en los planos espirituales.


Gaston Saint Pierre dice: “La vibración proviene de lo que podríamos llamar un pulso: El pulso
de la vida. Y los diferentes ritmos de contracción y expansión permitirán que tengan existencia
nuevas manifestaciones. En cuestión de vibración nada existe todavía si bien todas las
posibilidades se balancean al borde del precipicio de la manifestación. Vibración es movimiento
y movimiento sin manifestación es un estado de contracción y expansión al servicio de la
creación. El movimiento de un nivel es la inmovilidad de otro nivel.
La vibración de cada entidad forma su propio patrón de energía, rocas, insectos plantas.. etc.
De energía a color, de color a sonido de sonido a materia...
“En el principio era el verbo” quiere decir que el universo se hizo a través de la vibración en su

propia naturaleza. El “verbo” es de hecho sonido, vibración y movimiento.RESTO DEL TEXTO AQUi  

No hay comentarios:

Publicar un comentario