jueves, 8 de junio de 2017

David Smolansky alcalde del municipio caraqueño de El Hatillo

–¿Es usted hijo de un ruso y una cubana? ¿Cuál es la historia?
–No. Mi papá es cubano. Sus padres, mis abuelos, ucranianos. Nacieron en Kiev, cuando Ucrania formaba parte de la Unión Soviética. Salieron de allá en la década de los años 20, perseguidos por el comunismo. Llegaron a Cuba, donde prácticamente vivieron cerca de 50 años, hasta que nuevamente fueron víctimas del comunismo y en el año 70 se vinieron para Venezuela. Mi papá ya había nacido. Tenía 13 años.
¿Cómo salieron de Cuba?
–Vía México. Y de allí a Venezuela. Estuvieron 4 o 5 años tramitando la autorización de salida de La Habana. Como mi familia paterna es judía, hubo que hacer trámites con la embajada de Israel, que intervino, y así se obtuvo la autorización. No salieron en balsa pero de todos modos fue muy traumático. Mi abuelo tenía una textilera en La Habana y la perdió por completo. La casa de mi familia fue expropiada y pasó a ser un centro de formación socialista. Vive allí, además, un general. La dividieron en varias partes. Eso lo he averiguado gracias a gente que ha ido después para allá. Cuando salieron solo los dejaron llevarse una maleta que pesara 4 kilos, entre los tres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario