viernes, 23 de junio de 2017

EL ODIO


No quiero mirar hacia ese sitio;
ahí está el odio.
Tiene los ojos curtidos
de mal fuego.
Lo esquivo.
No quiero saber siquiera
cómo hace sus incendios.
No quiero ver su factoría.
Le rehuyo abiertamente.
Y yo no soy su blanco.
Enriqueta Arvelo Larriva
(1901-1962)

No hay comentarios:

Publicar un comentario