martes, 13 de junio de 2017

Que las misiones se disuelvan siendo como la vestal sin tacha

¡Qué feliz es la suerte de la vestal sin tacha!
Olvidarse del mundo, por el mundo olvidada.
¡Eterno resplandor de la mente inmaculada!
Cada rezo aceptado, cada antojo vencido.

Alexander Pope

No hay comentarios:

Publicar un comentario