viernes, 30 de junio de 2017















jueves, 29 de junio de 2017

Hércules Versión de James Baldwin

Cuando Hércules era un joven de delicado rostro que tenía la vida por delante, salió
una mañana para cumplir con un encargo de su padrastro. Pero su corazón estaba lleno de
amargos pensamientos, y mascullaba porque otros que no eran mejores que él vivían en la
molicie y el placer, mientras que él sólo tenía una vida de trabajo y dolor.
Mientras pensaba en ello, llegó a un lugar donde se cruzaban dos caminos, y se
detuvo, sin saber cuál tomar.
El camino de la derecha era accidentado y tosco. No tenía belleza, pero Hércules vio
que conducía directamente hacia las azules montañas de la lejanía.
El camino de la izquierda era ancho y liso, y a ambos lados tenía árboles donde
cantaba un coro de aves, y serpeaba entre verdes vegas donde florecía un sinfín de flores.
Pero terminaba en la niebla y la bruma, sin llegar a las maravillosas y azules montañas.
Mientras el joven meditaba su decisión, vio que dos bellas mujeres se le acercaban,
cada cual por un camino. La que venía por el camino florido llegó primero, y Hércules vio
que era hermosa como un día de verano.
Tenía mejillas rozagantes y ojos resplandecientes, y hablaba con palabras cálidas y
persuasivas.
-Oh noble joven -dijo-, no te sometas más al trabajo y los esfuerzos. Sígueme y te
conduciré por sendas amenas donde no hay tormentas que te perturben ni problemas que te
fastidien. Vivirás cómodamente, en una ronda incesante de música y alegría, y no te faltará
nada que alegre la vida, ni chispeante vino, ni mullidos divanes, ni ricas túnicas, ni los
adoradores ojos de bellas doncellas. Ven conmigo, y la vida será como una ensoñación.
Para entonces la otra mujer se había acercado, y también le habló.
-No tengo nada que prometerte -dijo-, salvo aquello que ganarás con tu propia
fuerza. El camino por el cual te conduciré es desparejo y escabroso, y trepa por muchas
colinas, y desciende en muchos valles y marismas. Los paisajes que verás desde las cimas a
veces serán majestuosos e imponentes, pero los profundos valles son oscuros, y el ascenso
desde ellos es trabajoso. No obstante, ese camino conduce hasta las azules montañas de
inmortal fama, las cuales ves en lontananza. No puedes llegar a ellas sin esfuerzo; más aún,
no hay nada que valga la pena tener que no se deba ganar mediante el trabajo. Si deseas
frutos y flores, debes plantarlos y cuidarlos; si deseas el amor de tu prójimo, debes amarlo y
sufrir por él; si deseas gozar del favor del cielo, debes hacerte digno de él, si ansías la fama
eterna, no debes desdeñar el duro camino que a ella conduce.Hércules vio que esa dama, aunque era tan bella como la otra, tenía un semblante
puro y gentil, como el cielo en una cálida mañana de mayo.
-¿Cómo te llamas? -preguntó.
-Algunos me llaman Trabajo -respondió ella-, pero otros me llaman Virtud.
Hércules se volvió hacia la primera dama.
-¿Y cuál es tu nombre? -preguntó.
-Algunos me llaman Placer -dijo- ella, con una sonrisa seductora-, pero
prefiero hacerme llamar la Alegre y Dichosa.
-Virtud -dijo Hércules-, te escojo como guía. Mío será el camino del trabajo y el
esfuerzo, y mi corazón ya no albergará amargura ni descontento.
Y apoyó su mano en la mano de Virtud, y entró con ella en el recto y temible
camino que conduce a las bellas montañas azules del pálido y lejano horizonte.

Versión de James Baldwin






















AmErica


miércoles, 28 de junio de 2017

14 características del fascismo según Umberto Eco

1. Culto de la tradición, de los saberes arcaicos, de la revelación recibida en el alba de la historia humana encomendada a los jeroglíficos egipcios, a las runas de los celtas, a los textos sagrados, aún desconocidos, de algunas religiones asiáticas.
2. Rechazo del modernismo. La Ilustración, la edad de la Razón, se ven como el principio de la depravación moderna. En este sentido, el Ur-Fascismo puede definirse como irracionalismo.
3. Culto de la acción por la acción. Pensar es una forma de castración. Por eso la cultura es sospechosa en la medida en que se la identifica con actitudes críticas.
4. Rechazo del pensamiento crítico. El espíritu crítico opera distinciones, y distinguir es señal de modernidad. Para el Ur-Fascismo, el desacuerdo es traición.
5. Miedo a la diferencia. El primer llamamiento de un movimiento fascista, o prematuramente fascista, es contra los intrusos. El Ur-Fascismo es, pues, racista por definición.
6. Llamamiento a las clases medias frustradas. En nuestra época el fascismo encontrará su público en esta nueva mayoría.
7. Nacionalismo y xenofobia. Obsesión por el complot.
8. Envidia y miedo al “enemigo”.
9. Principio de guerra permanente, antipacifismo.
10. Elitismo, desprecio por los débiles.
11. Heroísmo, culto a la muerte.
12. Transferencia de la voluntad de poder a cuestiones sexuales. Machismo, odio al sexo no conformista. Transferencia del sexo al juego de las armas.
13. Populismo cualitativo, oposición a los podridos gobiernos parlamentarios. Cada vez que un político arroja dudas sobre la legitimidad del parlamento porque no representa ya la voz del pueblo, podemos percibir olor de Ur-Fascismo.
14. Neolengua. Todos los textos escolares nazis o fascistas se basaban en un léxico pobre y en una sintaxis elemental, con la finalidad de limitar los instrumentos para el razonamiento complejo y crítico. Pero debemos estar preparados para identificar otras formas de neolengua, incluso cuando adoptan la forma inocente de un popular reality show.

no es necesario seguir todas estas reglas para ser un fascista. basta con caer en una sola para ser arrastrado al lado oscuro.








martes, 27 de junio de 2017

Ilusión y Desilusión Estética

Ensayo sobre el texto de la conferencia: Ilusión y Desilusión Estética (1), ofrecida por su autor: Jean Baudrillard, en la Sala Mendoza de Caracas, 1994.  leerlo aquI



Considerando urgente

Que vive entre nosotras “un animal remoto que devora y devora primaveras”, que llegó de las estrellas a través de una caverna llamada nacer, berreando como una fiera. A la que amamos,alimentamos, enseñamos a caminar y hablar. Pero que ante nuestros ojos nutridos de desespero pasa de ser un niño dulce y complaciente a un adolescente malcriado e impertinente, con suerte. Que deviene en un hombre conveniente, sujeto a una violencia constitucional y social, propia o de los otros. Siempre en contradicción, sin lugar propio, ni tiempo presente. Ambicioso, codicioso, caprichoso, para el que no valen argumentos, ni contemplaciones. Al acecho de sus semejantes y exterminador de todo: seres y cosas.

Que es totalmente egocéntrico, atrapado en si mismo, incapaz de sentir simpatía o identificarse con los demás, de sentir amistad, afecto y ternura. Unidad aislada, incapaz de consustanciarse. Con una inteligencia al servicio de sus instintos y necesidades, incapacitado para la pasión y la interacción mentales.

Que está atrapado en una nebulosa a medio camino entre las personas y los monos.

Que toda su historia está escrita con la sangre de quienes no admiten jerarquías, ni escalas de valores.

Que alcanza la autoridad generalizada mediante la manipulación del dinero y de cada cosa y de cada persona controlada por el dinero.

Que intenta imponer un código “social” que garantice una insipidez total que no se vea mancillada por un mínimo vestigio de trascendencia personal.

Que en el hogar sólo quieren paz y tranquilidad, satisfacer su idea ilusoria de dignidad (“respeto”).

Que que nunca dice la verdad, excepto por accidente.

Que el patriarcado es el verdadero sistema de dominación que soporta el capitalismo que amenaza con destruir nuestra vida en la tierra.

Que lo que conocemos como femenino en el patriarcado no es lo que las mujeres somos o hemos sido, sino lo que los hombres han construido para nosotras.

Que la construcción patriarcal de la diferencia entre la masculinidad y la feminidad es la diferencia política entre la libertad y el sometimiento.

Que nuestra prolongada esclavitud es el capítulo no escrito en la historia de la humanidad.

Que hoy como ayer, las mujeres debemos negarnos a ser sumisas y crédulas, pues el disimulo no sirve a la verdad.

Que amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior.

Que aspiramos vivir en un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

Que una mujer libre es justo lo contrario de una mujer fácil.

Que no hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedan imponer a la libertad de nuestras mentes.

Que somos las primeras excluidas del corazón, pensamiento y acción, del imaginario masculino. Salvo como Incubadoras de enclavas de esclavos: vencidos, extranjeros, negros, rojos, amarillos, pobres todxs.

Que no planteamos ninguna guerra. Ni el asesinato de nuestros oponentes. Ni crear campos de concentración o matar de hambre a nuestros enemigos, ni practicar crueldades. Nuestra batallas son por la educación, por el derecho a decidir, por mejores condiciones laborales, para seguridad en las calles, para el cuidado de lxs niñxs,  para el bienestar social, para centros de crisis de violación, refugios de mujeres, reformas legales.

Que la misoginia que se encuentra en todas las culturas no es parte de la condición humana. Es la vida fuera de equilibrio, y ese desequilibrio está chupando algo del alma de cada hombre y mujer.

Que sexismo, racismo y clasismo se interconectan, y deben ser desafiados constantemente.

Que lo nuestro revolucionario es la democracia participativa y protagónica.

Invitamos a nuestros padres, hermanos, amigos e hijos ha realizar un examen de conciencia intimo y genérico que tenga como objeto evaluar el concepto de masculinidad aprendido o heredado y su viabilidad presente y futura. Así como su posible resemantización en función del abandono voluntario de la jerarquía que da lugar a la estructura del poder que cristaliza en miedo y cólera, auto-destructiva y voraz.



lunes, 26 de junio de 2017