miércoles, 9 de enero de 2013

Pernicioso


Remie Rosa Hermoso trabajó muchos años para la industria farmacéutica, en alguna oportunidad que estuve en Valencia, Venezuela,  presencié como repartía a diestra y siniestra hormonas, muestras de la empresa . Le hice saber a mi padre, José Manuel Hermoso que eso no estaba bien que no debían tomar eso como caramelos, pero ya lo dice la sabiduría popular, a palabras necias oídos sordos. Cuatro años después, 2011 en Barcelona, España , acompañé a mi padre a un lugar donde trabajaba como conejillo de indias tomando aspirinas. Ambos sabíamos que eso no estaba bien pero, no repito. 

Hace un año le quitaron un pedazo de tripa, en una delicada intervención , luego de un desmayo fulminante.

Los efectos comunes por tomar aspirinas habitualmente son: 

•Acidez estomacal
•Malestar estomacal
•Zumbido de oídos
Efectos secundarios poco comunes:

•Reacción alérgica
•Retortijones abdominales
•Vómitos
•Materia fecal oscura o sanguinolenta o sangre en la orina
•Fiebre
•Confusión o alucinaciones

Administrar aspirina a niños y adolescentes puede aumentar el riesgo del síndrome de Reye, que puede provocar daño cerebral y hepático.

Sobredosis

Los síntomas de la sobredosis pueden incluir: 

Ardor doloroso en la garganta o en el estómago. 
Vómitos. 
Disminución de la orina. 
Fiebre. 
Inquietud. 
Irritabilidad. 
Hablar mucho y decir cosas que no tienen sentido. 
Dolor o nerviosismo. 
Mareo. 
Visión doble. 
Temblor incontrolable de una parte del cuerpo. 
confusión. 
estado de ánimo anormalmente exitado. 
Alucinaciones (decir o escuchar cosas que no existen). 
Crisis convulsivas. 
Sueño (somnolencia). 
Perdida de la conciencia por un período

Alarga tus tiempos de coagulacion y puede ocasionar sangrados internos (estomago, intestino) o externos (nariz) que pueden ocasionar anemia, ulceras, etc

No hay comentarios:

Publicar un comentario