lunes, 2 de febrero de 2015

Bicentenario con servicio a domicilio.

Gracias a las nuevas tecnologías el sueño de la economía planificada es un hecho. Para solventar el problema de los nuevos intermediarios de la vieja economía: bachaqueros y especuladores, los venezolanos deberíamos recibir en casa las mercancías necesarias y superfluas, de nuestro interés. Desde la pizza dominguera, pasando por el mercado de la semana, hasta el automóvil de la agencia. Que la tortilla se vuelva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario