lunes, 20 de abril de 2015

La narrativa de Josephine Witt

“Somos propietarios de nuestras propias vidas
y frente al abrumador poder externo
del ambiente de la política monetaria del BCE,
a veces es difícil recordar.
Somos propietarios de nuestras propias vidas
que no son fichas en el juego del BCE,
no para jugar con ellas, no para ser vendidas, no para ser devastadas
¡somos propietarios de nuestras propias vidas!
Seremos el clamor de quienes enfrentan la opresión
cuando empezamos a ver nuestra pobreza no como una derrota personal o un destino inalterable.
BCE,
maestro del universo,
vengo a recordarte que no hay un Dios,
y si gobiernas en lugar de servir,
oirás nuestros gritos más fuertes, más brillantes, dentro y fuera de tus salones, en todas partes, y no merecerás descanso.
Y mientras el BCE solo puede persistir en su en su autocracia hegemónica, dependiendo de estados de vigilancia y policía.
Al final, la violencia cotidiana se arraiga aquí,
encontraremos nuestras respuestas radicales.
Y actuamos sin violencia contra estos desastres. Porque no aceptamos la insana narrativa de que el BCE quiere imponer a todas las personas que la libertad de expresión y la dignidad se pueden vender al banco con el fin de sobrevivir. Persistiendo en su arrogancia contra las personas, el BCE aumenta peligrosamente su deuda con ellos. Una conferencia de prensa no es suficiente para llamarlo 'democracia'. No espero que esta institución ilegítima oiga mi voz, ni que entienda mi mensaje,
Habría mucho más que preguntar,
pero sé por los hechos que muchas personas entienden muy bien el asunto.
Hoy soy una mariposa que te envía una frase, pero tener miedo porque vendrán más.
Recuperaremos el control sobre nuestras propias vidas.
La deuda del BCE no se ha pagado todavía”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario