viernes, 8 de abril de 2016

Osho, Lao Tse y María Zambrano


"[…] si el del poder hubiera bajado aquí de otro modo, como únicamente debía haberse atrevido a venir, con la Ley Nueva, y aquí mismo hubiese reducido a cenizas la vieja ley, entonces sí, yo habría salido con él, a su lado, llevando la Ley Nueva en alto sobre mi cabeza.  Entonces, sí.  Pero él ni lo soñó siquiera, ni nadie allá arriba lo sueña”. Esa es la Antígona que imaginó María Zambrano, la que continuará delirando mientras las cosas sigan inamovibles: “No podemos dejar de oírla, porque […] Antígona está enterrada viva en nosotros, en cada uno de nosotros".

 http://latumbadeantigona.razonespoeticas.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario