miércoles, 1 de junio de 2016

TAVISTOCK

Durante más de medio siglo, los bilderbergers, apoyados por
Tavistock y su «joya» americana --el Instituto de Investigación de
Stanford-, han ocasionado un trauma de penetración a largo plazo y de lavado de cerebro en nuestra sociedad. Coleman explica que «los conspiradores pueden crear y capitanear a los elementos quebrantadores del equilibrio que gusten.» Por ejemplo, señala «las misteriosas guerras de bandas» que irrumpieron en Nueva York, Los Ángeles, Filadelfia y Chicago en la década de 1950 ... y que fueron «cuidadosamente planeadas en Stanford, diseñadas deliberadamente para conmocionar a la sociedad y provocar una ola de perturbación».
Hasta la década de 1980 no se descubrió a los «que controlaban
desde las sombras los así llamados fenómenos sociales». Sus
promotores pertenecían (trabajando de espaldas a su fuente) al
consejo de Stanford-Tavistock-Bilderberg. Tras servir a su propósito intencionado de crear un elemento perturbador en la sociedad, las pandillas desaparecieron repentinamente en 1966.  


http://www.enxarxa.com/.../ESTULIN%20El%20Club...

No hay comentarios:

Publicar un comentario