domingo, 17 de julio de 2016

Sencillez

Po Chü-I: “¿Anciano, qué hace usted en aquel árbol, en una posición tan precaria? ¡Un error, y usted caerá a su muerte!”

Monje: “Me atrevo a decir, Su Señoría, que vuestra posición es aún más precaria. Si cometo un error, solo puedo morir; si usted, como un alto funcionario, comete un error, esto le puede costar la vida a miles.”

Po Chü-I: “No es una mala respuesta. Le diré que. Si usted puede
explicarme la esencia de budismo en una oración, me haré su
discípulo. De otra manera, nuestros caminos irán separados, nunca nos encontraremos otra vez.”


Monje: “¡Qué pregunta tan fácil! ¡Escuche! La esencia del budismo
es no hacer ningún mal, hacer lo que está bien, y mantener su
Mente pura.”


Po Chü-I: “¿Esto es todo lo que hay? ¡Incluso un niño de tres
comprende esto!”


Monje: “¡Cierto, un niño de tres puede comprenderlo, pero no es
seguro que un hombre de ochenta pueda practicarlo!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario